Prejuicios turcos

Todo lo que pueda escribir es cada vez mas subjetivo y viciado de mi mismo. La vision que pueda tener de Istanbul (por ahora lo unico que vimos de Turquía) está basada en prejuicios, en caminar, en comer y en conjeturar conclusiones que seguramente sean poco acertadas a la hora de enfrentarlas con la realidad en caso de tener que entablar una relacion con un local.

El prejuicio, en contra del prejuicio general sobre el prejuicio, es una excelente herramienta para el humano civilizado. Es un gran mecanismo de defensa ante lo desconocido. Es una de las formas mas eficientes de prefigurar una realidad posible, de prever, de analizar el futuro, de imaginar un escenario. Con alguien, o sobre algo. Al momento del juicio mismo, en caso de haber errado con el prejuicio, es cuando salta un projimo a culpar, recriminar y advertir al cantico de “viste! yo te lo advertí y vos no me escuchaste… Eoeoeoeooo!”. Y ahi es cuando uno se enfrenta a la dicotomia de aceptar y aprender del error, o mandar al projimo a la concha de su hermana.

Istanbul es grande, bulliciosa, moderna, ordenada, civilizada, europea, antigua, asiatica, limpia, mezquitoza, con kebab, pescados y mucho lokum. Dorada, azul y bordó.
Es la puerta de Turquía. Este pais está mas asociado al Medio Oriente que a Europa, pero tiene mas que ver con Europa que con el Medio Oriente. Yo creia lo contrario. Yo le hubiera dejado el nombre Constantinopla. Si bien Istanbul es un gran nombre para una ciudad, Constantinopla es mejor.

Si en Argentina uno se cruza con uno morocho, narigon, medio bruto y que venda telas, le va a decir casi automaticamente “che turco!”. Y muchas veces capaz que sea judio. Aca nada que ver, o no tanto que ver. De judios ni hablar, hace rato que no se asientan por estas zonas, y alguna razon tendran. Sobre los narigones y morochos, debemos convenir que esa imagen es mas coherente con la del arabe promedio, un sirio tal vez, pero no con un turco. Como decirle chino al ponja, ruso al polaco, o chileno al pobre mendocino.
Entonces la imagen del turco real no la tenia bien definida. Y ahora puedo decir que los turcos son mucho mas parecidos a los argentinos que a los arabes estándar. Y Paz puede decir que hay muchos turcos que estan buenos. No asi tanto las turcas, digo yo.

No comparar con Buenos Aires ya es imposible, no lo puedo evitar. Es llamativo el nivel de limpieza de los turcos. Yo me los imaginaba bastante mas roñiosos, no se por que. O tal vez porque me imaginaba que Turquía podia ser como el Once pero a escala nacional. Y el Once es muy roñioso, mas que nada a eso de las 8 de la noche. Pero no, una vez mas, nada que ver. O porque hace un año estuve en India, con ciudades con mugre profesional, y siendo este un pais del oriente, tal vez creia que algo en comun podia tener. Pero no, Turquia es mas Europa que Asia, en todo sentido.

Esperabamos comer un buen humus, como el de Emiratos Arabes, o el de Israel. Y no, hasta ahora solo lo vimos en un menú, lo pedimos, y era bastante mas parecido al del Once que al del Medio Oriente.

Y asi, todas las ideas que tenia sobre un monton de cosas, que las creia ciertas y concretas, quedan como ruinas dentro de mi cabeza. Todo era puro prejuico. Y me encuentro frente a la dicotomía.

20130227-015917.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s